De Delhi a Agra para ver el Taj Mahal, el mausoleo de la esposa favorita de Shah Jahan

 

Taj-Mahal4Dejar Kerala y entrar en Delhi es algo parecido a volver a casa después de unas largas vacaciones. Y no por lo de “hogar, dulce hogar” sino porque pasas de la tranquilidad y el relax absoluto a la mala leche que te crece de no sabes donde en cuanto caes en un atasco y empiezas a escuchar pitidos por todas partes. Pero la idea era ver el Taj Mahal, y aunque ya conocíamos Delhi pasar por allí para salir al día siguiente hacia Agra, a unos 200 kilómetros de la capital de India, era la opción más económica y fácil. Aunque luego no resultara tan económica ni tan fácil, pero esa es otra historia que tiene que ver con datáfonos, empleados despistados y clientes -yo mismamente- más empanados aún, y que os contaremos en el siguiente post.

Hay varias formas de llegar a Agra desde Delhi y volver incluso en el mismo día si no tenéis mucho tiempo.

  • En tren: es la más demandada, así que no siempre hay billete, sobre todo en el más rápido que sale a las 6,15 h. (tarda entre 2 y 3 horas). Pero si lo encontráis podéis estar viendo el Taj Mahal por la mañana y volviéndoos de nuevo a Delhi por la tarde si no queréis ver nada más en Agra. El billete cuesta entre 370 y 700 rupias dependiendo del tipo que cojáis (en el tren más rápido).

  • En bus: esta opción no tiene muchos adeptos porque podéis tardar toda una eternidad si no cogéis el autobús adecuado, y hay unos cuantos. Tantos que la duración del trayecto varía entre 4 y hasta 10 horas. ¿El precio? Igual de variable: de 200 a 700 rupias.

  • En coche con conductor: aquí tanto los precios como la duración del trayecto es “indeterminada”. Vamos, que podéis tardar 3 horas por autopista, 5 cogiendo la misma autopista con atasco, 6 si la cosa va bien pero el conductor no ha estado en la vida por allí y tarda lo suyo en encontrar el Taj Mahal… En cuanto a los precios, no encontraréis muchos que quieran llevaros y traeros en el mismo día porque, por norma general, los conductores no suelen hacer más de 250 kilómetros al día. Y si los hacen, seguramente os cobrarán como dos días. Resumiendo: para que os hagáis una idea, lo habitual es que las tarifas se midan por día de viaje, independientemente de que un día se hagan 200 kilómetros y otro 100, que no parece muy justo pero así es la cosa. Cuánto cobran por día depende de con quien des, pero después de preguntar mucho, mucho, mucho y hablar tanto con viajeros como con conductores la media está en unas 3.000 rupias por día -incluidos peajes, gasolina y alojamiento y comida del conductor- que se van reduciendo cuantos más días dure el viaje (por dos días, 5.500, por 3 días, 8.000 rupias).

    ciudad-de-agra2

    Una de las calles principales de Agra

El caso es que enterarnos de todo esto nos llevó un ratillo, y como habíamos llegado a Delhi a las 3 a.m., que es lo que tienen los billetes de avión baratos, y no sabíamos si al llegar a la estación de tren tendríamos o no billete -el bus lo descartamos porque no había tiempo-, al final en el mismo sitio donde nos quedábamos a dormir conseguimos un coche y un conductor que nos llevaría a Agra, donde dormiríamos y desde donde volveríamos a Delhi a la mañana siguiente por 5.000 rupias -unos 60 euros que a repartir entre 2 sale regular pero si sois 3 o 4 puede compensar-.

ciudad-de-agra3

Una mujer subiendo a un rickshaw a la salida del taj Mahal

Lo que no sabíamos es que el conductor que nos llevaría a Agra era un adolescente sin carné de conducir que cada vez que veía pasar a la Policía estando en un semáforo se quitaba el cinturón, acercaba la mano a la manilla de la puerta y no dejaba de mirar su retrovisor con pinta de salir corriendo a la mínima. Lo hizo cuatro o cinco veces -otra cosa no, pero Agra está llena de policías-, aunque por suerte a ninguno de esos policías le dio por acercarse a nuestro coche para comprobar que el chaval era eso, un chaval, y aún no tenía edad para conducir.

Salida-Taj-Mahal2

Policía en la salida del Taj Mahal

Le llevó más de una hora dar con el sitio donde íbamos a dormir, y eso que Agra se recorre en nada de tiempo caminando. Pero el pobre puso tanto empeño y tanta cara de alivio cuando lo encontró que no dijimos ni mu. Y además, media hora después estábamos entrando en el Taj Mahal, que es de esos sitios en los que, en cuanto entras, se te olvida lo que has tardado en llegar allí. Y por mucho que visites te sigue impresionando. Mucho.

Taj-Mahal5

No os vamos a quitar más tiempo contándoos historias del Taj Mahal, que ya os las sabréis todas. Sólo queríamos deciros que a pesar de ser el décimo monumento más visitado del mundo y de recibir anualmente 2,5 millones de visitas, las dos veces que hemos estado se podía visitar sin agobios. Hay la cantidad de gente justa para que no seas capaz de hacer una sola foto sin un turista delante pero sin que haya que ir dando codazos para abrirse paso.

Taj-Mahal7

Eso sí, acordaos de entrar por la puerta Este, que la Sur abre más tarde y está más lejos de la entrada. Y una vez que hayáis visto el Taj Mahal, que tiene para un rato, si os sobra un tiempo echad un vistazo a la cantidad de gente tan dispar que atrae este mausoleo a Mumtaz Mahal, dicen que la esposa más querida del emperador Shah Jahan, que según cuentan murió en el parto de su decimoquinto hijo. Todo un espectáculo para tirarse el día entero por allí.

Taj-Mahal10

Taj-Mahal6


Taj-Mahal9

Contactos conductores

En el sitio donde nos quedamos a dormir conocimos a Vijay Kumar Prajapati, un tipo bastante majete, al menos eso nos pareció el tiempo que hablamos con él, que fue el de tomar un par de cervezas. Es conductor, habla español y acaba de poner en marcha su negocio -se ofrece como conductor y también como guía en su propio pueblo para quien quiera conocer la India más rural- así que por si queréis echar un vistazo a su web, es esta: Culture India Tours.

Otra forma de contactar con conductores, aparte de buscando en Internet, es preguntando en los hostels u hoteles donde os quedéis -casi todos tienen al menos un par de teléfonos de conocidos de confianza- o yendo a los sitios de reunión de los taxistas, que os indican también en el hostel u hotel.

 

    Esta entrada fue publicada en India y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

    2 respuestas a De Delhi a Agra para ver el Taj Mahal, el mausoleo de la esposa favorita de Shah Jahan

    1. Liz dijo:

      Hola, donde puedo comprar los billetes del tren Delhi-Agra online?

      • ¡Hola, Liz! Nosotros no encontramos dónde comprarlos en Internet, quizá eso haya cambiado ahora pero cuando estuvimos la única forma de obtener los billetes era yendo a la estación o acudiendo a una agencia (en este último caso, las tarifas son bastante más caras).
        ¡Saludos y buen viaje!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>